Nombre difícil no confianza

El nombre propio de las personas obedece a una gran cantidad de factores. Sin embargo, son los padres los que a final de cuentas eligen (apodos aparte) la forma en la que sus hijos serán llamados el resto de sus vidas. No obstante, se trata de una decisión que no debiera tomarse tan a la ligera o, si no, al menos de una manera no tan caprichosa.

De esta manera, las personas con nombres fáciles de pronunciar serían percibidas por los demás como más familiares, menos peligrosas y, por lo tanto, más dignas de confianza, según un nuevo estudio de científicos de la Universidad Victoria de Wellington, en Nueva Zelanda.

Así, el estudio dirigido por Eryn Newman concluye que “la fluidez del nombre puede condicionar el juicio que hacemos”, por lo que se sugiere que los futuros padres que se encuentran ante la posibilidad de dar a sus hijos unos nombres complicados deberán pensarlo con más calma, ya que cuanto más difícil de pronunciar es el nombre, existen más posibilidades de que las personas desconfíen en el individuo que lo lleva, publicó la revista PLOS ONE.

nombres complicados
Las personas con nombres fáciles de pronunciar serían percibidas por los demás como más familiares

Para llegar a estas conclusiones, los científicos pidieron a un grupo de estudiantes universitarios que calificaran la facilidad para pronunciar una serie de nombres reales de 18 países diferentes. Luego, los organizadores dijeron a un nuevo grupo de jóvenes que unos estudiantes internacionales realizaron una serie de declaraciones, tales como “Las jirafas son los únicos mamíferos que no pueden saltar”, y su tarea consistió, entonces, en evaluar la veracidad de estas frases.

“Es sorprendente que nuestros sujetos evaluaran la exactitud de los conocimientos generales de otras personas o la inteligencia cristalizada basados en las características fonéticas de su nombre”, dijo Newman.

El estudio reveló que los participantes del segundo grupo confiaban menos en las declaraciones que hacían personas cuyos nombres eran más complicados, lo que, por otra parte, resulta benéfico para aquellas personas con nombres fáciles, agregó Newman.

El autor principal del estudio además afirma que las personas con nombres sencillos tienen más puntos de ventaja a la hora de enfrentarse a un proceso de selección o a una entrevista laboral, debido a que son percibidas por los otros como más simpáticas y confiables. Así mismo, los investigadores sugieren incluso, que pueden llegar a ocupar puestos más altos en sus empresas, debido a que son evaluadas por los empleadores de una manera más positiva, y dan la sensación des ser más simpáticas, más preferibles como candidatas a las elecciones. “La fluidez puede influir en el juicio”, dijo Newman.

“Nuestros hallazgos muestran que los nombres fáciles pueden conferir una serie de beneficios en las personas que los llevan”, dijo el investigador. Por supuesto, también hay que hacer énfasis en que “difícil de pronunciar” resulta bastante subjetivo, y lo que para algunos suena bien, no lo es para otros, por lo que Newman también aclaró que un mismo nombre puede percibirse de maneras diferentes dependiendo del origen de la persona y del país donde vive.

8 mayo 2014 - Artículo escrito por diariopresente.com

Lea todas las noticias acerca de los nombres

ENCUESTA
SÍGUENOS EN