Nombres propios más raros

Por raro que parezca, nombrar es una de las cosas que más nos caracterizan como seres humanos, pues sólo nosotros nombramos. En el principio era el Verbo. No obstante, amén de Adán y de algún que otro neologismo, al nacer lo encontramos todo ya nombrado –al menos, lo común y estándar, necesario para entendernos–. Por eso, probablemente una de las cosas que más se piensa uno es cómo llamar a su hijo, ocasión única y sin igual que tiene el hombre de nombrar volitivamente algo, eligiéndolo a su gusto y según su voluntad.

Sin compararlos con la prole, el gusto e incluso la necesidad de nombrar los observamos por todas partes. Nombramos, claro, a nuestras mascotas, pero no es infrecuente hallar a quien nombra a su coche, su bici, su guitarra o su finca. Nos gusta nombrar.

La ley española establece algunas restricciones, como que no se pueden poner a los niños nombres confusos, que los perjudiquen o humillen o que dificulten la identificación, ni tampoco llamarlos como a sus hermanos.

Durante mucho tiempo fue el santoral quien llevaba la batuta a la hora de nombrar a los niños. En castellano son frecuentísimos los nombres de santo o de personajes bíblicos, por no decir que son mayoría. Más tarde se han puesto de moda nombres exóticos, extranjeros o relacionados con fenómenos de la naturaleza. Valga como ejemplo lo único que se sabe de la hija de Penélope Cruz y Javier Bardem: que se llama Luna.

El pequeño lleva el nombre del lugar en que fue concebido. Pero no toda la culpa es suya.

Adolfo Hitler Flores de Valgaz Álava (Ecuador): por razones más que obvias, parece que este nombre no es demasiado afortunado. De hecho, se sabe que tras el fracaso del fascismo nazi y el descubrimiento de los crímenes perpetrados en Alemania, menguó notablemente el número de bebés que se llamaran Adolf, pues el nombre tenía evidentes connotaciones negativas.

Jesucristo Hitler Paracelso Montoya González: aunque, si observamos éste, quizá simplemente los padres pretendan poner nombres épicos a sus hijos, de hombres que movieron masas y cambiaron –de uno u otro modo– el mundo. No se sabe qué resulta más curioso, si la conjunción de Jesucristo y Hitler en la misma persona, o la combinación con apellidos tan hispanos.

Usnavy Marina Pérez González: Marina es, en efecto, un nombre de pila común en español. Pero ese Usnavy inicial no hace referencia sino a la marina americana (US Navy). No sabemos si los padres quisieron un nombre bilingüe, o si su amor por las fuerzas armadas era tal que así decidieron nombrar a su hija. No deja de resultar graciosa la evocación a una entidad de tal calibre seguida de los comunes apellidos Pérez y González.

James Bond Noteno Coquinche (Peru): si hay un Rocky y un Rambo, cómo no va a haber un James Bond. Ponle a tu hijo el nombre de quien salva el mundo una y otra vez sin mancharse el traje y Jesucristo Hitler parecerá una nimiedad. Además, la controversia ideológica queda fuera.

Email Suárez Barboza: las nuevas tecnologías nos invaden, ¡y hasta qué punto! Aquí queda patente que nuestro amor por los correos electrónicos puede llegar muy lejos.

Rocky Rambo Quispe Mamani: ¿Quién no ha querido ser Rocky? ¿Y Rambo? Este niño no tuvo que elegir. Esperemos que no saliera enclenque, porque las bromas escolares pueden haber sido muy duras: un nombre así es demasiado arriesgado.

Venezuela Libre Socialista Marcano Vásquez: parece que el nombre de la prole también puede servir para abanderar una consigna política. Eso sí, la libertad de elección que se le ofrece a la niña es escasa: ¿cómo llamarse así y defender otra ideología?

Christmas Day Balam Koyoc (Mexico): el día de Navidad es siempre bonito y familiar, pero de ahí a llamar así a un hijo hay un trecho muy grande. Resulta gracioso imaginarse a Christmas Day en bañador, moreno, tomándose un daiquiri. Parece como si sólo pudiera ataviarse con un gorro de Papá Noel.

Nombre raro: Christmas Day Balam Koyoc

Rolling Hendrix Méndez Castro: bueno, si el niño en cuestión consigue fusionar los genios a los que les ha tomado prestado el nombre, es indudable que dará de que hablar. Esperemos, al menos, que los padres le comprasen una guitarra.

Shakespeare Mozart Amstrong Correa: todo el mundo quiere que su hijo sea un genio, pero que sea estos tres parece demasiado. Claro que, por pedir...

Disney Landia Rodríguez: ¿Se tratará del lugar en que fue concebida?

28 noviembre 2013 - Artículo escrito por elconfidencial.com

Lea todas las noticias acerca de los nombres

ENCUESTA
SÍGUENOS EN